Un sistema sistema productivo se define como un conjunto de componentes destinados a convertir insumos en productos. Dentro de este campo empresarial, clasificar los procesos productivos es la vía para poder ordenar el análisis y definir las prioridades para poder competir.

Dentro de estas clasificaciones se encuentran los procesos productivos Job Shop, orientados principalmente a los trabajos tipo taller.

La característica principal del Job Shop en que las tareas realizadas no tienen por que pasar por los procesos en el mismo orden. Esto implica que los productos tienen una relación de secuencias y procesos particulares.

El Job Shop se suele utilizar en los tipos de industria con volúmenes de producción bajos. Este tipo de compañías, además, suelen ofrecer una amplia variedad de productos.

¿Cuáles son las características del proceso Job Shop?

1. Layout

Una de las características que suele asociarse al Job Shop es un tipo de layout enfocado al proceso productivo en masa, esto es, agrupar los procesos de fabricación de acuerdo a la tecnología disponible.

Utilizar esta clase de layout se fundamenta en la inexistencia de un único flujo de fabricación en todos los productos del Job Shop.

No obstante, esto no significa que el Lean Manufacturing (o manufactura esbelta) no pueda aplicarse al Job Shop. Para ello, las instalaciones y la maquinaria deben disponerse siguiendo el flujo de producto, incluso aunque exista más de una secuencia de producción o diversas configuraciones de procesos.

2. Enrutamiento (Orden de producción)

En los sistemas que usan el Job Shop lo más habitual es que los productos sean elaborados bajo pedido de los clientes. Esta circunstancia provoca que el volumen de las operaciones sea muy variable y bajo.

Los lotes de producción, además, atraviesan diversas fases de producción, ya que, en su gran mayoría, se trata a que las operaciones suelen ser más de fabricación que de ensamble. Precisamente, esta característica es una de las principales diferencias con el enfoque Flow Shop, más repetitivo.

3. Empleados

La industria que se decanta habitualmente por el enfoque Job Shop suele contar con maquinaria que requiere la presencia de trabajadores muy especializados en los procesos de elaboración. Además, es muy frecuente que estén cualificados para encargarse de más de un proceso.

Esta alta capacitación es la base para que el proceso productivo sea flexible. Así, la empresa podrá adaptarse sin problemas a las necesidades específicas de cada cliente y abordar las necesidades de producción que vayan apareciendo.

4. Programación

Uno de los aspectos que complican la implementación del sistema Job Shop es la alta complejidad de su programación. La causa principal es que la secuencia de procesos presenta una gran variabilidad. Este mismo factor, la enorme cantidad de variantes, también afecta a los tiempos de procesamiento, la reutilización de las estaciones de trabajo o los tamaños de los lotes.

Todo lo anterior provoca que no se utilice demasiado la optimización matemática. Dado que las alternativas dentro de un sistema Job Shop crecen de manera factorial, los tiempos de modelamiento son muy altos.

A la hora de programar un sistema de este tipo se suele recomendar el uso de reglas de asignación. Asimismo es conveniente realizar un exhaustivo seguimiento de los indicadores de producción más importantes para la empresa, con el propósito de evaluarlos en relación con sus prioridades.

5. Alta variedad de producto

Los sistemas Job Shop permiten que la empresa se adapte a las diferentes necesidades de los clientes gracias a la flexibilidad del proceso.

Por otra parte, este sistema conlleva una cantidad considerable de instrucciones de trabajo. Esto es debido a que los procesos Job Shop, a diferencia de los procesos Flow Shop, no suelen ser repetitivos ni están estandarizados.

6. Bajo volumen de producción

Otra de las características del Job Shop que lo diferencia de los procesos productivos Flow Shop es su menor volumen de producción. La causa principal es que debe atender a las peticiones heterogéneas de cada clientes.

7. Equipos y máquinas de propósito general

La maquinaria utilizada en los procesos Job Shop está diseñada para producir una variedad de productos muy alta. De esta forma, la empresa puede atender los distintos tipos de productos demandados por los clientes.

8. Make to Order

En muchos aspectos, el Job Shop equivale a la producción a pedido. De esta forma, los productos se fabrican una vez que el cliente los ha solicitado. Con esto se busca un aumento de la personalización de cada producto, algo muy valorado en el mercado actual.

Lograr ese mayor grado de personalización implica algunos problemas en la rapidez de respuesta. Por eso, es bastante habitual que muchas empresas opten por procesos híbridos: contra stock en todos los elementos estándar del producto y a pedido para los más heterogéneos.

Esta mezcla en los procesos busca unir la flexibilidad propia del Job Shop con la velocidad de respuesta que caracteriza al Flow Shop

¿Qué precio tiene nuestro software?

Ventajas

La flexibilidad en la producción que permite el Job Shop es, sin duda su ventaja más importante. El resultado es un número de salidas de productos por referencias muy alto.

Además de la anterior, la flexibilidad de este sistema también abarca la programación, sobre todo si lo comparamos con el Flow Shop. De esta forma, el Job Shop puede organizarse y funcionar como un Batch Flow, con una asignación más flexible.

Por último, el sistema también aporta beneficios económicos para las empresas. El más importante es que no se necesita una inversión demasiado costosa en maquinaria y equipos, ya que su uso es general.

Conclusión

El Job Shop permite un enfoque estratégico enfocado en el proceso. Se trata de un sistema que presenta múltiples ventajas cuando se aplica en empresas con volúmenes bajos de producción, pero con una variedad de referencias o productos considerable.

No obstante, también deben tenerse en cuenta algunas posibles desventajas a la hora de decantarse con este sistema. Si bien es idóneo para la industria que cumple los requisitos antes mencionados, puede provocar disfunciones por los altos tiempos de alistamiento que suponen la preparación necesaria para cambiar cada referencia.

La industria que planifique su producción según los requerimientos de los clientes y a sus peticiones de personalización va a encontrar en el Job Shop un sistema que se adapta perfectamente a sus necesidades.

DEMO Y PRESUPUESTO ORIENTATIVO

¡Te presentamos a Geinbot! Él te ayudará a reservar una Demo y a calcular tu Presupuesto.