Just in time ¿qué es?

El Just-In-Time, (Justo a Tiempo en español) es un sistema  para organizar la producción en las fábricas desarrollado en Japón por Taiichi Ohno. Este modo de organización fue creado para Toyota, uno de los más importantes fabricantes de automóviles. Pronto empezó a extenderse fuera de Japón, haciéndose muy popular en las últimas décadas.

Con esta metodología se pretende optimizar todo el proceso productivo mediante la eliminación continua de desperdicios tales como los producidos por el transporte entre máquinas, el almacenaje o las preparaciones. Su filosofía de trabajo está resumida en su nombre: tanto las materias primas como los productos llegan justo a tiempo, ya sea para la fabricación o para el servicio al cliente.

“El Just-In-Time se basa en tener a la mano los elementos que se necesitan, en las cantidades que se necesitan, en el momento en que se necesitan”

En un principio se consideró que este sistema solo podía desarrollarse correctamente en Japón, ya que se vinculó con las tradiciones culturales, sociales y filosóficas del país. Sin embargo, su posterior expansión demostró que, aunque suponía un gran cambio en la forma de producir, el método podía ser adoptado en cualquier lugar del mundo.

¿QUÉ PRECIO TIENE GEINFORERP PARA TU EMPRESA?

¿Cómo funciona el método de producción just-in-time?

De manera muy resumida, se puede afirmar que la esencia en la que se basa este sistema es hacer llegar los materiales a las fábricas y los productos a los clientes “Justo a Tiempo”. Para ello, solo se van a usar los recursos estrictamente necesarios, tanto en variedad como en cantidad.

Una de los efectos que tiene implantar esta metodología es reducir al mínimo la necesidad de almacenaje. Evidentemente, el Just-In-Time requiere una organización extraordinariamente precisa.

Un buen ejemplo es el caso Toyota,: recibe los materiales y monta los coches para sacarlos de la línea de producción en un solo día. Así, reduce los costes de gestión, los de revisión de inventarios y las posibles pérdidas que se puedan producir en los almacenes.

Características del sistema just-in-time

Entre las características más importantes del sistema Justo a Tiempo se pueden apuntar las siguientes:

Fabricación celular: Para simplificar las fábricas, los primero es organizarlas de tal manera que se simplifique los flujos de materia. De este forma, se suele optar por un tipo de distribución en el que las máquinas se distribuyan en forma de U, para poder facilitar un acceso más rápido por parte de los trabajadores.

Trabajadores polivalentes: La formación impartida a los trabajadores debe ser muy completa. El objetivo es que puedan usar cualquier maquinaria de la fábrica, con lo que van a poder atender varias máquinas de la célula al mismo tiempo.

Por otra parte, es muy habitual que también realicen otras tareas, desde el transporte de los materiales a pequeñas reparaciones.

Producción Pull: A diferencia de los denominados sistemas de producción Push (de empuje), el Justo a Tiempo prefiere los sistemas Pull (arrastre). Con este último, la producción no va a comenzar hasta que los clientes lo requieran.

Eliminación de los desperdicios: Cualquier tipo de desperdicio, de materiales o de tiempo, se traduce en un aumento del costo del producto y en una disminución de la calidad. Uno de los principales objetivos del Just In Time es acabar con cualquier forma de desperdicio. Además, pretende simplificar al máximo todo el proceso de fabricación, haciendo que sea más sencillo detectar y solucionar los problemas que puedan aparecer.

Involucrar al personal: Otra de las características de esta metodología es el esfuerzo por que los trabajadores se involucren en la empresa. Igualmente, se intenta que la relación con los proveedores sea muy cercana.

Parte de la fortaleza de este sistema reside en que esa cooperación alcanza también a los ingenieros de diseño. De esta forma, los cambios necesarios en los diseños y las mejoras para ahorrar costes son mucho más sencillos. El hecho de que los lotes sean más reducidos y las entregas mas frecuentes, facilita que se produzca una comunicación con los proveedores y, por lo tanto, la posibilidad de corregir cualquier posible error.  .

Buscar la simplicidad: En muchas ocasiones los enfoques más simples pueden conllevar una gestión más eficaz. Se considera que cualquier sistema capacitado para identificar los problemas acaba siendo beneficioso.

Ventajas JIT

Reducción de los niveles de inventario: esta reducción se produce en cada paso de la línea productiva y, a raíz de ello, se ahorran costos en el mantenimiento de los inventarios, en las compras (y en la financiación requerida) y en el almacenaje.
Se minimizan las pérdidas causadas por suministros obsoletos.
Se desarrolla una relación más cercana y beneficiosa con los proveedores. Esto facilita llegar a acuerdos sobre compras aseguradas a medio plazo, lo que permite a los suministradores ofrecer precios más competitivos.
Los cambios se pueden realizar de manera más rápida gracias a la mayor flexibilidad del sistema.

Desventajas JIT

Siempre existe la posibilidad de que se presenten retrasos en los suministros, lo que acarrea suspensiones en la línea productiva con el consiguiente impacto negativo.
Cuando las compras son de bajas cantidades es más complicado conseguir una reducción de los precios.
El coste de cambiar de suministrador acaba aumentando.

Objetivo del sistema JIT

Como ya hemos comentado, el principal objetivo del JIT es eliminar los desperdicios que se producen en el proceso de producción. Eso implica suprimir, en la medida de lo posible,  aquellas actividades que se consideren innecesarias, así como sus consecuencias.

Algunas de estas actividades causantes de desperdicios son:  

  • La sobreproducción (fabricar más de lo necesario)
  • El almacenaje
  • Las operaciones innecesarias (aplicando nuevos procesos)
  • Los desplazamientos (tanto de personal cómo de material)
  • Los inventarios
  • Las averías
  • Los tiempos de espera etc…

Para conseguir este propósito es necesario tener un enfoque proactivo que identifique los problemas antes siquiera de que se manifiesten.

Se pueden nombrar algunos conceptos que describen a la perfección cuales son las metas del Just In Time.

Cero defectos: Se trata de un aspecto muy importante dentro de la filosofía japonesa aplicada a la producción. Comienza desde el concepto de Calidad Total desde el mismo momento del diseño del producto y continuando en todos los ámbitos de actuación empresarial.

Cero Averías: Para no sufrir averías y los gastos que estas provocan se necesita un programa de mantenimiento que sea eficiente y que esté dotado del personal cualificado necesario.

Cero Stocks:  En esta metodología los stocks se consideran como algo perjudicial para la empresa. No se trata solo de los costes que conllevan, sino que también contribuyen a ocultar problemas como la incertidumbre en las entregas de los proveedores, paradas de las máquinas o una demanda incierta.

Cero Tiempo Ocioso: El objetivo es acabar con todos los tiempos que reducen la producción, como los de espera, los de preparaciones o los de tránsito.  De esta forma se reducen los Ciclos de Producción.

Cero Burocracia (cero papel): La informática ha contribuido enormemente a agilizar todos los procesos administrativos en la empresa. Ahora la comunicación entre los departamentos fluye más rápida y eficazmente.

DEMO Y PRECIO DE GEINFOR ERP

¡Te presentamos a Geinbot! Él te ayudará a reservar una Demo y a calcular tu Precio de GeinforERP para tu empresa