En los últimos años, con la revolución tecnológica en la que todavía nos encontramos, han aparecido nuevos conceptos que se han vuelto familiares, como la nube, el internet de las cosas o el Big Data.

Todo ello se enmarca dentro del paradigma de la Industria 4.0, la cual se hace tangible en la amplia implementación de Software MES (Manufacturing Execution System) en las plantas de producción de la industria mundial. Este nuevo paradigma de producción y organización está transformando lo que entendemos por ERP Industrial y ERP Vertical.

Sin embargo, en muchas ocasiones, su verdadero significado no alcanza a la mayoría de la población. Solo nos quedamos con una muy limitada información acerca de su significado y, sobre todo, su utilidad práctica.

En el caso del Big Data, su aparición no es más que la consecuencia lógica de la universalización de la tecnología digital. Hoy, a diferencia de hace pocas décadas, todos tenemos un ordenador, un teléfono inteligente y otros muchos dispositivos. Lo que tienen en común son los datos que generan, tan abundantes que se ha tenido que dar un salto tecnológico para poder gestionarlos y utilizarlos.

Lo cierto es que, aunque no nos paremos a pensar en ello, con cada uso de nuestros dispositivos estamos generando información. Y ya no solo lo hacemos los seres humanos. Ahora también las propias máquinas se comunican entre ellas, intercambiando diferentes datos.

Hoy, el Big Data cubre todos los ámbitos de nuestra vida. Por ejemplo, las empresas están comenzado a usarlo para sus intereses. Y no solo hablamos de las grandes corporaciones, sino también de PYMES o pequeñas compañías.

Un uso adecuado de esta tecnología permite hacer estudios de mercado en tiempo real, ofrecer ofertas personalizadas o dirigir al cliente a las tiendas que les puede interesar. Un buen ejemplo de sus posibilidades es la publicidad generada en Google automáticamente, que toma en consideración las búsquedas (y, por lo tanto, los intereses) de cada usuario.

Se trata, como alguien lo definió, de una gran bola de cristal capaz de realizar predicciones fiables. Una herramienta que, bien aprovechada, se convierte en una parte imprescindible de la industria del futuro.

¿QUÉ PRECIO TIENE GEINFORERP PARA TU EMPRESA?

¿Qué es el Big Data y cuál es su significado?

Fueron unos investigadores de la NASA los que, en julio de 1997, usaron por primera vez el término Big Data. En un artículo publicado en una revista especializada, afirmaron que el ritmo de crecimiento de los datos estaba empezando a ser un problema para los sistemas informáticos del momento.

La exposición tuvo éxito y el asunto empezó a denominarse “problema del Big Data”. Ese mismo año, Michael Lesk publicó “How much information is there in the world” (¿Cuánta información hay en el mundo?). La tesis de su libro rezaba que era posible almacenar toda la información existente, sin tener que eliminar ninguna.

Ya a final de la década de los 90, muchas empresas empezaron a tener problemas con sus sistemas de datos. Su forma de funcionar era ineficiente e insuficiente. Cada vez que necesitaban acceder a la información, necesitaba llamar al departamento de datos.

Si eso era así en esos momentos, cabe imaginar como podría ser en la actualidad. Se calcula que, cada día, se genera alrededor de 2,5 trillones de octetos de datos. Estos provienen de infinidad de fuentes: mensajes enviados, vídeos compartidos, señales GPS, transacciones online etc…

El Big Data nació, en definitiva, con el objetivo de cubrir las necesidades no satisfechas por las tecnologías existentes, como es el almacenamiento y tratamiento de grandes volúmenes de datos. Es una metodología para almacenar y procesar datos, estructurados o semiestructurados, los cuales serían muy difícil de almacenar en una base de datos y posteriormente analizarlos y usarlos en consecuencia.

Minería de datos

Para poder manejar esa gran cantidad de datos no basta tan solo la tecnología. Se necesita manejar ese caudal incesante de información, saber detectar patrones al instante, además de ser capaces de deducir las tendencias que refleja.

Esta necesidad ha sido el origen de la “minería de datos”. Esta disciplina está compuesta por una serie de técnicas que combina métodos estadísticos y de aprendizaje automático con almacenamiento en bases de datos.

¿Cuáles son las soluciones que ofrece big data?

A la hora de manejarse en cualquier proyecto de Big Data, hay tres secciones, o áreas tecnológicas, fundamentales para que el resultado sea provechoso:

Almacenamiento: Dado que estamos hablando de datos, es obvio que hay que tener en cuenta donde se almacenan. Los recursos hardware y software son los que van a facilitar ese almacenamiento.

Procesamiento: La siguiente área responde a la pregunta de cómo trabajar con los datos. Es la base tecnológica que permite operar con variadas y enormes cantidades de información.

Análisis: Es fundamental tener un método de análisis de los datos que sea eficaz y ofrezca resultados aplicables al sector para el que trabajemos.

Partiendo desde esas tres áreas, el Big Data ofrece una serie de soluciones específicas que permiten optimizar los resultados de toda organización (empresarial o no) que pueda sacarle partido al análisis de los datos.

  • Toma de decisiones: En análisis de los datos en tiempo real hace posible tomar las decisiones de manera inmediata. Esto otorga una gran ventaja competitiva frente a la competencia.
  • Fidelización de los clientes: Una de las ventajas del Big Data es su capacidad de proporcionar información sobre los usuarios. Prácticamente, otorga la capacidad de conocer todos sus gustos, necesidades y hábitos gracias a la huella que dejan en internet. Esto da a las empresas una herramienta muy precisa para personalizar los productos que ofrece, aumentando la satisfacción de sus clientes.
  • Disminución de costes: Si, en un mundo tan competitivo como el actual, una de las claves del éxito empresarial es la disminución de costes, el Big Data se presenta como una gran oportunidad. Permite acelerar la velocidad del desarrollo de los productos, además de ofrecer información acerca de la reacción de los consumidores cuando lo adquieren.
  • Incremento de la seguridad: Otro gran problema de la informatización es la posibilidad de que aparezcan brechas de seguridad en las bases de datos o en la gestión de procesos. El Big Data ofrece soluciones para detectar esos riesgos y, en su caso, eliminarlos.

Características

Tradicionalmente, se hablaba de cuatro características principales a la hora de definir el Big Data. Eran las llamadas 4 V, por las letra inicial de cada una de ellas. Posteriormente, han ido creciendo al añadírseles otras tres más:

Volumen: se refiere, obviamente, a la gran cantidad de datos que se generan diariamente. En la actualidad, el comercio electrónico y las redes sociales son dos de las fuentes más importantes de esa información.

Velocidad: Gracias a la actual velocidad y frecuencia de generación de leads, los análisis puedes realizarse en tiempo real sin tener que almacenar los datos previamente en ninguna base. Un retraso importante en el tratamiento de esos datos puede hacer inútil el resultado obtenido.

Variedad: Los datos provienen de una gran variedad de fuentes y todos son aprovechables para obtener la información deseada.

Veracidad: La tecnología Big Data ofrece herramientas para validar y evaluar la calidad de los datos. Se trata de que el análisis que se realice de los mismos tenga unos altos estándares de veracidad y fiabilidad.

Valor: Hasta la aparición del Big Data, el aumento del volumen de los datos disminuía su valor, ya que era más complicado analizarlos todos debidamente. Ahora, esto ha cambiado gracias a la tecnología Big Data, capaz de manejar grandes cantidades de información.

Viabilidad: Toda empresa que utilice el Big Data debe ser capaz de usar eficazmente los datos obtenidos. Para ello, debe aparecer la denominada inteligencia empresarial, acompañada de la formación de los equipos de trabajo y la mejora de las tecnologías asociadas.

Visualización de los datos: Como es obvio, es necesario que los datos se presenten de una manera que sean entendibles por los interesados. Hace falta representarlos visualmente para poder encontrar los patrones y claves que los hagan útiles dependiendo del sector en el que nos movemos.

Beneficios e importancia de esta tecnología

El Big Data, y sus correspondientes soluciones de gestión, aportan a las empresas una gran variedad de datos provenientes de fuentes distintas y todo en tiempo real. De esta manera, se puede incrementar el compromiso del cliente y mantener con ellos una interacción más eficaz. Desde el marketing, hasta el desarrollo del producto, se pueden aprovechar del análisis de los datos.

Las organizaciones que utilicen la tecnología Big Data van a obtener un perfil completo de cada cliente. Siendo la personalización una de las claves de la industria del futuro, las oportunidades que esto conlleva son enormes.

Por otra parte, la visión que se obtiene del cliente es, por definirla de alguna manera, de 360 grados. La información proviene de todos los aspectos de su vida, por lo que es más sencillo entender sus motivaciones y gustos.

Otros beneficios que trae consigo el Big Data son:

  1. Monitorización y previsión en tiempo real de aquellos eventos que puedan condicionar el rendimiento de las operaciones.
  2. Permite encontrar, adquirir, manipular, analizar o visualizar datos con diversas herramientas.
  3. Identifica la información importante, ayudando a mejorar la toma de decisiones.
  4. Disminuye los riesgos, gracias a la señalada capacidad de optimizar las decisiones complejas.
  5. Informa sobre las causas de fallos y problemas en tiempo real.
  6. Permita personalizar el marketing y las ofertas a los clientes, aumentando la fidelidad a la marca

8 cualidades requeridas por las empresas y que están presentes en el Big Data

Oportunidad: Ahorra tiempo a la hora de encontrar y gestionar los datos. Big Data puede proveer informes oportunos de forma inmediata
Accesibilidad: Los datos son más fácilmente accesibles, incluso para los profanos en la materia
Holístico: la información se encuentra almacenada actualmente en silos dentro de la organización. Los datos de marketing, por ejemplo, los puedes encontrar en análisis web, análisis de móviles, análisis sociales, sistemas CRM, herramientas de pruebas A/B, sistemas de email marketing, y mucho otros sitios… cada uno con su enfoque en su silo.
Confianza: Aspectos simples, como asegurar que los datos de contactos sean correctos, pueden suponer un ahorro considerable en comunicaciones enviadas incorrectamente.
Pertinencia: El filtrado de datos que ofrece la tecnología Big Data permite ahorrar tiempo y dinero
Seguridad: Frena los posibles riesgos de seguridad ante accesos no autorizados a las bases de datos.
Precisión: Combinando múltiples fuentes fiables, más compañías pueden producir fuentes de inteligencia altamente precisas
Utilizable: No van a aparecer datos obsoletos o incorrectos, permitiendo utilizarlos sin temor a cometer equivocaciones.

DEMO Y PRESUPUESTO ORIENTATIVO

¡Te presentamos a Geinbot! Él te ayudará a reservar una Demo y a calcular tu Presupuesto.