Uno de los objetivos de toda la industria es optimizar el flujo de trabajo. Esto incluye desde la llegada de los materiales hasta el momento en que se entrega el producto final al cliente, pasando, claro está, por el proceso productivo.

Para poder lograr mejorar los tiempos es fundamental, en primer lugar, obtener información sobre la duración de los diferentes procesos. A partir de ese conocimiento se podrán tomar las medidas necesarias para mejorar los resultados.

En la industria moderna se suelen utilizar tres sistemas de medición relacionados entre sí, pero que se ocupan de diferentes aspectos: el takt time, que mide el tiempo transcurrido entre que se comienza a elaborar una unidad hasta que se empieza con la siguiente; el lead time, que nos ofrece el tiempo total desde que se recibe la orden de trabajo hasta que se entrega el pedido; y el tiempo de ciclo, que es el tiempo medio en el que se fabrica una sola unidad.

¿Qué es el Lead Time?

El Lead Time es el tiempo total que se necesita para fabricar una unidad de producto desde el momento en que se recibe la orden de fabricación hasta que se cobra tras su entrega. Ese proceso comprende todos los pasos de su elaboración, incluidos la confirmación por parte del cliente, la llegada de los materiales, el empaque, etc.

Los modernos programas de gestión empresarial han facilitado mucho obtener el Lead Time. Esta medición puede realizarse de tres maneras diferentes: la suma de los tiempos de cada paso; midiendo cada producto y periodo; o cronometrándolo mientra se elabora.

Ventajas

Implementar el Lead Time con el propósito de optimizarlo supone que la empresa obtenga una importante ventaja competitivo. Acortar este tiempo le va a permitir entregar los pedidos más rápidamente, con lo que eso supone de cara a enfrentarse con la competencia.

Por otra parte, la empresa también se verá favorecida por una reducción de los inventarios. Al mejorar la capacidad de respuesta no será necesario mantener grandes stocks en los almacenes.

Por último, conocer el Lead Time ayuda a conocer los problemas existentes en todo el proceso productivo y, por lo tanto, permite tomar las decisiones oportunas para resolverlos.

Desventajas

En principio, apenas pueden encontrarse desventajas a la implantación de la medición del Lead Time. Lo único reseñable es la necesidad de que el equipo de mejora continua participe en su cálculo con el fin de agilizar el flujo de materiales y el resto de los procesos.

¿Qué precio tiene nuestro software?

¿Qué es el tiempo de ciclo?

El Tiempo de Ciclo, más conocido por su nombre el inglés “Cycle time”” es otra de los tipos de medición que pueden desarrollarse en una empresa industrial. En este caso, lo que se mide es el tiempo que se tarda en completar la fabricación de una unidad de producto.

A efectos prácticos, la empresa descubrirá que procesos pueden convertirse en cuellos de botella, ya que tendrán un Tiempo de Ciclo muy alto.

En la medición hay que tener en cuenta dos aspectos importantes: las actividades sin valor agregado y los tiempos muertos.

Ventajas

Al medir el tiempo de ciclo de manera exhaustiva, la industria va a poder obtener algunas ventajas que derivaran en un mejor funcionamiento:

  • Control adecuado de la productividad.
  • Permite establecer indicadores y objetivos basados en información real.
  • Facilita una gestión más adecuada de los stocks, de la gestión de la producción y de los tiempos de paro.
  • Ayuda a equilibrar la producción.

Desventajas

Una de las desventajas de esta medición es que desemboque en una alteración del ritmo de trabajo. Esto, que solo ocurre cuando las decisiones tomadas tras obtener los resultados del Tiempo de Ciclo, puede afectar al balance entre la compra de material y los canales de distribución.

Un ejemplo de este riesgo puede suceder si la empresa comienza a lanzar productos nuevos al mercado de una manera demasiado rápida. Esto conllevará tener que implicar al canal de ventas y al equipo de marketing para poder facilitar que las entregas se realicen más rápidamente.

¿Qué es el Takt Time?

El Takt Time es, por su parte, el tiempo necesario para completar el proceso de producción para poder cumplir con lo que solicita un cliente. Así, mientras que el Tiempo de Ciclo mide lo que se tarda en fabricar una sola pieza, el Takt nos indica el ritmo al que el mercado demanda el producto.

Al implementar la medición del Takt Time, los responsables de la empresa pueden identificar y solucionar tanto la sobreproducción como los procesos en los que esa producción sea demasiado baja.

Además, conocer el Takt Time también es útil para sincronizar los procesos relacionados entre sí, incrementar los controles de calidad y asegurarse de que no se producen pérdidas de tiempo o de recursos.

Ventajas

Como se ha indicado, medir de manera correcta el Takt Time ofrece importantes beneficios a la empresa. En general, este tipo de medición va a suponer una mejora de los procesos al ofrecer información sobre los desperdicios, los cuellos de botella y los tiempos muertos.

Por otra parte, tener información sobre el Takt Time permite que la empresa organice el proceso productivo de acuerdo a la demanda real del cliente. Al analizar las mediciones, será más sencillo descubrir si alguno de los equipos se encuentra saturado de trabajo, con el riesgo que eso supone de que acabe sacrificando la calidad por la velocidad.

Otras ventajas asociadas al Takt Time son las siguientes:

  • Ofrece una estimación muy ajustada del proceso de entrega
  • Ayuda a mantener un flujo constante de producción
  • La empresa podrá marcarse objetivos realistas
  • Estandariza los procesos de trabajo.

Desventajas

Una de las desventajas del Takt Time puede aparecer en el caso de que la demanda sea muy grande. La empresa deberá reorganizar las tareas para disminuir el tiempo de trabajo o, si se prefiere, dividir el pedido y aumentar los trabajadores.

Otro problema se presenta en el caso de que los tiempos takt sean muy reducidos. En ese caso, es habitual que los trabajadores sufran de una carga de trabajo demasiado elevada y que las máquinas registren averías.

Por otra parte, si la empresa se obsesiona demasiado por su Takt Time se corre el riesgo de que se generen diseños inadecuados.

¿Cómo implementarla en una empresa?

Aunque, obviamente, la contabilidad analítica puede aplicarse sin necesidad de herramientas informáticas, el uso de software de gestión representa una gran ventaja para sacarle el mejor resultado posible.

Hay que tener en cuenta que un ERP obtiene información de todos los departamentos de la empresa, con lo que los informes de costes que pueden obtenerse con su uso serán globales, fiables y en tiempo real.

Para aprovechar estas posibilidades es importante que el ERP cuente con un sistema MES, ya que su función en documentar y monitorizar la gestión de la planta. Así, esta herramienta captura toda la información de manera directa, con lo que la medición de los costes será totalmente precisa.

Además de contar con un ERP que incluya un sistema MES, la empresa también debe preocuparse de elegir una estructura de costes apropiada para sus características. Lo más habitual es que se pueda seleccionar entre los siguientes periodos de seguimiento:

Seguimiento diario: ofrece información casi en tiempo real, con lo que facilita detectar cualquier incidencia al momento
Seguimiento mensual: aunque el margen de tiempo se incrementa, sigue siendo útil para corregir problemas.
Seguimiento trimestral: el más apropiado si la empresa tiene picos de actividad y prefiere obtener la información en momentos concretos.

¿Cuál es la mejor forma de implementar cada uno de ellos en tu empresa?

Antes que nada, es importante señalar que los tres tipos de medición ofrecen un resultado mucho mejor si se combinan entre sí. La información generada por los tres proporcionan a la empresa una información muy completa sobre su eficiencia.

Para implementar cada uno de los sistemas en una industria existen herramientas de cálculo que ofrecen los resultados sin apenas esfuerzo. Además, si estas herramientas están incluidas dentro de los programas de gestión empresarial su uso será aún más sencillo y solo quedará realizar un análisis preciso y aplicar las conclusiones para mejorar la productividad.

Uno de los métodos que más se recomiendan para aprovechar las mediciones realizadas es mediante la elaboración de un Mapa de Flujo de Valor (Value Stream Map). Esta herramienta ofrece una perspectiva muy completa sobre la situación de los procesos en un momento dado y la opción de planificarlos para el futuro.

DEMO Y PRESUPUESTO ORIENTATIVO

¡Te presentamos a Geinbot! Él te ayudará a reservar una Demo y a calcular tu Presupuesto.